Estoy encantada con las clases de yoga, porque después de mi trabajo me ayudan a desconectar. Tengo aun nivel principiante y Sol me ayuda mucho a mejorar en cada clase las «asanas» que con tanta dedicación nos enseña a practicar.

También le sientan muy bien a mi espalda los masajes que me ha dado. He probado distintos tipos de masajes que da y todos son muy reconfortantes.